¿Para qué ir tan lejos si puedes disfrutar de un sinfín de experiencias en la Ciudad de México? Más allá de conocer sus emblemáticos monumentos históricos y esos sitios que merecen una buena fotografía, no hay duda de que la gastronomía nacional se ha impuesto como una de las grandes a nivel mundial. Tan solo de pensar en los platillos típicos se me hace agua la boda, y cuando esas mismas obras de arte las llevas a un concepto innovador, moderno y con mucha propuesta, ¡el resultado es fenomenal! Para que vivas la mejor noche de tu vida, caña te cuento cuáles son los restaurantes top de la CDMX para una cena mega romántica.

Pujol

Pujol

Por supuesto que es un obligado, aunque a veces las listas de espera hacen de las suyas. De cualquier modo, la experiencia es sublime. La cocina mexicana, sobre todo inspirada en Oaxaca, cobra vida bajo una propuesta que solo Enrique Olvera pudo crear con lujo de detalle. Moles diferenciados, maíz, hoja santa… todo lo que necesitas para vivir, bocado a bocado, lo mejor de la cocina mexicana ancestral. Eso sí, todo bajo un entorno de lujo, elegancia y, ya de paso, muchísimo romanticismo. Los tacos son una maravilla, así que no dudes en probarlos con tu pareja.

Pujol
Pujol

Sud 777

Como si se tratara de un escenario misterioso, el Sud 777 es uno de los restaurantes top de la CDMX para una cena mega romántica. Este lugar, dirigido por el chef Edgar Núñez es una joya de principio a fin no solo por sus instalaciones y la decoración de las mismas, sino también por una carta que se antoja irresistible ¡pidas lo que pidas! Mi mejor recomendación es que tú y tu pareja se dejen sorprender con el menú de degustación, un buen despliegue de platillos que les permitirá conocer más de cerca la esencia de este sitio.

Sud 777
Sud 777

Rosetta

Para empezar, nada se compara con una buena casa antigua porfiriana. Este restaurante posee una de las ambientaciones más lindas que verás ¡en mucho tiempo! Y es que los toques históricos, en conjunto con esa vibra femenina y las referencias mexicanas se transforman en un verdadero deleite para que disfrutes aún más de la comida. El mole verde es un platillo obligado, aunque siempre puedes dejarte sorprender por toda la propuesta gastronómica que tiene este sitio. Eso sí, no te olvides de probar su exquisita panadería, el básico para acompañar un buen café.

Rosetta
Rosetta

Prendes

Para lugares con mucha historia, nada como Prendes. Este restaurante se encontraba donde hoy está en Palacio de Bellas Artes, y aunque son muchas las anécdotas que se cuentan sobre este sitio, su renacimiento ocurrió en el año 2016. Hoy, este lugar se ha convertido en uno de los clásicos para disfrutar una cena romántica y con una variedad de platillos espectacular. Si vas con tu pareja, no te olvides de probar el filete «Prendes», los sesos a la mantequilla o los gusanos de maguey y escamoles; la alcachofa a las brasas y los tacos de camarón también son indispensables para deleitar tu paladar y el de tu pareja.

Prendes
Prendes

Dulce Patria

Este restaurante es perfecto para celebrar un aniversario, ¡sin lugar a dudas! El concepto 100% mexicano de Dulce Patria es una joya absoluta, una curaduría perfecta que ha estado a cargo de la chef Martha Ortiz. La decoración es de mis favoritas, así como el juego entre flores, tonos de rosa y todo el ambiente cargado de energía que se complementa en cada platillo. El básico de básicos es el mole Dulce Patria, un mole rosado acompañado con pollo y arroz. ¡Ufff! Los postres también son una delicia y, por supuesto, la coctelería también tiene el poder de sorprenderte.

También lee: 5 hoteles boutique en Mérida, Yucatán, para conocer en pareja

Dulce Patria
Dulce Patria

Rokai

¡Llegamos a uno de mis predilectos! He de comentar que a este llegué por accidente, pero hasta el día de hoy no dejo de saborearme esos nigiris perfectos. Si quieres probar la verdadera experiencia de la cocina nipona, lo primero que debes hacer es pedir el menú de degustación (hay dos para que tú y tu pareja los pidan y compartan las delicias de cada uno), una vez que ya solicitaste ambos, es momento de dejarte consentir con un buen sake. La calidad de los pescados es absoluta, y en su menú se muestran especies tanto nacionales como internacionales. Mi favorito de la vida es el nigiri de Uni… ¡joya absoluta!

Rokai
Rokai

Havre 77 Brasserie & Huîtrerie

El mismo chef de Maximo Bistrot y Lalo!, Eduardo García, también se dio a la tarea de concebir esta joya ¡maravillosa! Este lugar se ha convertido en una oda a la cocina francesa, y cada uno de sus platillos dan muestra de ello. La decoración es extraordinaria, y los detalles parecen tener un propósito para hacer que la velada sea aún más linda. Si quieres pedir lo mejor, te recomiendo los ostiones (los más deliciosos que he probado en muchísimo tiempo), así como el pescado y las pastas. Una verdadera celebración al buen comer y, por supuesto, al romance.

No te pierdas: La gran apertura de Fátima 7, el rooftop de moda en San Miguel de Allende

Havre 77
Havre 77

Kyo

¡Ufff! Jamás me cansaré de escribir sobre este restaurante. En el mismo edificio de Havre 77 está, escondido tras una cortinilla negra, una de las joyas de la corona: Kyo. Este, sin duda, es uno de los restaurantes top de la CDMX para una cena mega romántica, y es que toda la experiencia se convierte en un verdadero deleite. El contacto con el chef es directo, y los mismos cocineros son quienes te guían para sacarle el máximo provecho a cada platillo que toca la mesa. El menú de degustación, como te podrás imaginar, es obligado (no hay servicio a la carta), y la variedad de cervezas que hay en el lugar hacen que todo sea más interesante. ¡Ideal para ir en pareja!

Kyo
Kyo

Así que ya lo sabes, si se trata de vivir una experiencia culinaria como ninguna otra, échale un vistazo a los restaurantes top de la CDMX para una cena romántica. Seguro que te enamorarás ¡una y mil veces!